Delafé y las flores azules necesitaban decírselo a su padre, bueno, cantárselo. Pero en la Residencia La Ciutadella no necesitamos que nadie nos lo diga, pues la primavera nos ha invadido… ¿qué digo primavera? ¡Si aquí ya es casi verano!
Y es que nuestros compañeros de cuarto han estado en la Riviera Maya, así que no es de extrañar que veamos cuerpos perfectamente bronceados por los pasillos. Los demás pobres mortales que nos hemos quedado aquí, no os creáis que no hemos intentado hacer nuestros pinitos. Sí, una y otra vez lo hemos intentado, nos hemos enfrascado en nuestro bikini/bañador nuevo y nos hemos ido dirección a la playa. Cuentan que ha habido quien ha aguantado más de una hora “al sol” luchando contra su piel de gallina que sutilmente decía “So sorry, pero aun no es tiempo de playa”
Otros han aprovechado para subir a los búnkers del Carmel, un lugar que solía ser el paraíso para quien lo descubría, un mirador desértico desde donde te creías dueño de Barcelona. Ahora es casi tan transitado como el Born, tanto que puedes considerar un fracaso si subes y no te encuentras a ningún amigo o conocido. Aún así es un lugar recomendable, pero mejor si puedes escaparte una mañana entre semana.
búnkers-Carmel
Otro “must” de la primavera es salir con los amigos a comer un mediodía a una terraza… algunos les basta con bajar al jardín, que el sol da igual, pero hay quien busca en Google “Restaurante Barcelona Terraza”. Yo, después de repasar los primeros resultados, he acabado por reformular la búsqueda: “Restaurante Barcelona Terraza Barato”. Te quedas más tranquila cuando ves que no eres la única que lo ha buscado.
“Es que con este sol”… Sí, más de un constipado ha nacido de esa frase, pero nadie nos quitará las mejillas rojitas y la foto de Instagram.
¡¡¡La primavera trompetera ya está entre nosotros!!!

 

estrellaPero bueno, que si eres capaz de aguantar las composturas durante un par de semanas, mantener a raya los constipados varios y seguir actuando como si estuviéramos en pleno verano, antes de que éste llegue, tendrás una tez “envidiablemente” bronceada y un álbum de fotos que Estrella Damm te querrá comprar …¿Qué más se le puede pedir a la primavera?
Por: Yaiza Díaz Vidal